Lecturas de junio

En junio, en la Feria del libro de Madrid, me he aprovisionado de todos los libros que me leeré durante el verano.

Si tuviera que resumir las lecturas en una sola palabra, sería la empatía: hacia el otro, con Caramelos mágicos,  hacia el medio ambiente, con La protesta y hacia las circunstancias ajenas, tanto en álbum ilustrado, con Mi sonrisa, como en narrativa. De esta forma en Pepe  Saurio te das cuenta que nada es como parece, en El vampiro Vladimiro no hay que dar crédito a todo lo que cuentan y en Misterios a domicilio, cada vecino vive unas circunstancias diferentes. Por supuesto, en Vozdevieja nos ponemos en la piel de Marina, que no tiene una vida fácil.

Ahora que los analizo caigo en la cuenta de ello. Espero que os gusten estas lecturas que me han acompañado.

¡Felices lecturas!

alt-caramelos mágicos

Tomarse estos Caramelos mágicos ( Henna Baek, Editorial Kokinos) nos traslada a un entorno singular, donde la empatía es la protagonista. Dar un paso hacia el otro, comprender su punto de vista y atreverse a comunicarse, son las claves hacia un mundo más humano. A partir de cuatro años.

La protesta, de Eduarda Lima

Editorial Trampantojo.

Llegó el momento.

Todos, todos los animales, dejan de hacer los que se suponen que tienen que hacer. Silencio, nadie canta, nadie maúlla, nadie alegra las mañanas con su piar y de las ubres de las vacas no sale ni una gota. ¿Qué les habrá ocurrido? Tendrás que leerlo para tomar conciencia.

La protesta es lo que yo suelo llamar un «álbum-colleja”, la que de vez en cuando viene bien que se nos dé, sobre todo una colleja a la conciencia común. Un libro para reflexionar sobre el impacto de nuestras acciones en el planeta, cada pequeño gesto, por minúsculo que parezca que es, cuenta. Sea positivo o negativo, todo suma. Impactante y necesario, pedagógico y con su pizca de humor, porque no hace falta ponerse demasiado dramático para que el mensaje cale. En este caso, con unas ilustraciones sencillas pero elocuentes, ha calado.

Mi sonrisa, de María Márquez y Quiel Ramos.

Editorial Serendia.

El protagonista de este álbum ilustrado busca su sonrisa de un lado para otro. Se le ha perdido y no sabe cómo, pero poco a poco encuentra las claves para saber dónde encontrarla.  Las preciosas ilustraciones de Quiel Ramos complementan la ternura de las rimas de María Márquez.

Este álbum se podría encuadrar en la temática de la gestión emocional y es una buena herramienta para hablar de la tristeza, de la gestión de emociones y de compartir nuestro estado de ánimo. Es una lectura que ayuda a reflexionar en familia y  empatizar con personas que atraviesan situaciones que les hace perder la sonrisa.

A partir de 4 años.

Pepe Saurio. Una travesura prehistórica.

Pablo C. Reyna

Editorial La Galera.

¿Quién Pepe Saurio?

¿Es un niño prehistórico?

¿Es un tipo de dinosaurio?

¿Acaso es todo junto?

Para descubrirlo tendrás que leer esta desternillante historia, que alterna datos reales de la prehistoria con otros superdivertidos.

Este es el primer número de una saga donde se mezclan aventuras, dinosaurios y mucho humor de la mano y pincel de Pablo C. Reyna. Sin duda animarán a la lectura y mantendrán el hábito lector de los primeros lectores.

El Vampiro Vladimiro. Ajo por ajo, diente por diente

Miguel Calero.

Editorial la Galera.

En esta ocasión nuestro vampiro favorito se va de vacaciones a Transilvania, donde coincide con sus primos Boris y Bernardo unos vampiros muy bromistas. Vladimiro está cansado de encontrarse ratas colgando del ataúd o murciélagos con latas ruidosas colgando de sus patas. Por otro lado, en Transilvania también vive Mina, que se ha documentado muy muy bien sobre los vampiros y está dispuesto a cazar todos los que se cruce en su camino.  La casualidad hace que Vladimiro y Mina se encuentren en el bosque. ¿Qué ocurrirá?

Esta historia mantiene el ritmo y humor del primer número del Vampiro Vladimiro y hace que la lectura sea divertida y amena. Para lectores a partir de 8 años.

Misterios a domicilio. Pistas apestosas

Begoña Oro

Editorial RBA

Hugo y Olivia, después de mucho negociar, consiguen tener un perro en casa. Troya llega a casa y enamora a toda la familia, pero la alegría les va a durar poco porque sin ton ni son la perrita desaparece. ¿Quién se habrá llevado a Troya? No puede andar muy lejos porque los dos hermanos siguen una pista infalible que están seguros de que les hará llegar hasta el paradero de su mascota. Mientras tanto, todos los vecinos están bajo sospecha, desde los Martínez hasta Pepe,  y tienen razones fundadas para retener a Troya, pensaban los hermanos.

Este es el primer número de la serie, que ya cuenta con 8 títulos.

Las historias de Begoña Oro siempre tratan temas transversales como la familia, el duelo, la empatía o la convivencia, todos tejidos con el filo hilo del humor.

Es una apuesta segura para lectores a partir de ocho años y que admiten libros de mayor extensión.


Haz clic aquí para ver la video reseña de Misterios a domicilio

Vozdevieja. Elisa Victoria.

Blackie Books

Marina, de nueve años, nos cuenta en primera persona su verano después de la Expo del 92, donde se mezclan reflexiones, miedos, fantasías y realidades sin edulcorar. Su aliada, su abuela, su referente, su madre, a la que quiere recordar en su ausencia a través de su perfume.

Vozdevieja me ha sorprendido por el estilo sin tapujos de Elisa Victoria, por la estructura de la novela, que se sale de los rangos establecidos y por la voz de la protagonista, con la que me he identificado en el retrato de la Sevilla de los 90. Hay que leerla.

¿Qué te han parecido las recomendaciones? ¿Cuál de ellas conoces? Gracias por llegar hasta aquí. Te leo en comentarios

Sin comentarios

publica un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar